Por una academia conectada: las redes sociales en el entorno educativo

Al pensar en redes sociales, la educación no es la primera palabra que viene a nuestra mente. Para algunos educadores y académicos, estas se vinculan con espacios de distracción que desconcentran y roban tiempo de las tareas realmente importantes. El contenido que se encuentra en ellas se suele considerar demasiado corto o superficial para tomarlo en serio; además, se piensa que la mayoría de las publicaciones que se hacen allí carecen de importancia.

Sin embargo, esta visión simplista ignora las posibilidades que ofrecen las redes en los procesos de formación. Así, plataformas tradicionales como Facebook, Twitter o Instagram facilitan la construcción de comunidades académicas alrededor de intereses compartidos. La creación de grupos para una asignatura es una buena opción para facilitar la comunicación entre estudiantes y profesores; por ejemplo, los grupos en Facebook permiten compartir bibliografías y experiencias sobre temas específicos. 

Asimismo, acudir a estos espacios virtuales es una buena estrategia para compartir los resultados de los procesos formativos o proyectos más allá de las aulas mediante publicaciones en texto, imagen o formatos audiovisuales. Las redes sociales son pues un elemento muy útil en el ámbito de la enseñanza y el aprendizaje, no obstante, es importante tener claro el propósito que se les quiera dar dentro de la estrategia pedagógica.

Es importante mencionar que estas redes no se limitan a las plataformas más conocidas, también hay algunas más discretas que se enfocan, específicamente, en el mundo académico como Academia.edu o Research Gate, las cuales favorecen el trabajo colaborativo al permitir compartir artículos académicos a la par que se consultan las publicaciones de otros colegas. 

Dentro de este último grupo destacamos a Mendeley, que no solo funciona como espacio social, sino que también es un gestor bibliográfico muy práctico. De esta manera, además de ser un espacio en la web, ofrece la posibilidad de descargar una aplicación de escritorio para guardar, organizar, leer y compartir documentos académicos.

Este espacio permite crear y personalizar el perfil del usuario y unirse a grupos de discusión académica con otras personas que pueden estar interesadas en los mismos temas, al igual que sugerir nuevos documentos según los intereses de investigación. Mendeley y sus múltiples posibilidades representan una gran ayuda a la hora de organizar la bibliografía para una investigación y compartir documentos especializados con alumnos o colegas con los que se esté trabajando.

Puedes crear tu perfil y descargar la aplicación en el siguiente enlace: https://www.mendeley.com/newsfeed

Brayan Zapata
Guionista de Ude@

Aprende, sacándole provecho a tus dispositivos móviles

Sabemos que, por la situación que vivimos en este momento, nos estamos enfrentado a grandes retos como enseñar y aprender desde casa, utilizando las diversas herramientas que tenemos a nuestra disposición. 

Gran parte del uso que les damos a nuestros dispositivos móviles es para la comunicación con otras personas, para el entretenimiento y para el ocio; sin embargo, cuando aprovechamos estas tecnologías para crear o compartir contenidos, acceder a herramientas o aplicaciones, fortalecer el autoaprendizaje e investigar sobre algunas temáticas que hemos abordado durante nuestras clases, estamos haciendo uso del m-learning o aprendizaje móvil.

De acuerdo con Torres, Infante, y Torres (2015), el m-learning se define como una estrategia de enseñanza y aprendizaje donde se hace uso de los dispositivos móviles para darle ubicuidad a los procesos y combinar el aprendizaje formal con el informal que se desarrolla en otros escenarios que ofrecen los dispositivos con acceso a internet. Puede decirse que su finalidad es generar el desarrollo de habilidades para la autogestión de los aprendizajes y para motivar al uso social de los dispositivos en el campo educativo.

¿Quieres saber cómo fortalecer tus prácticas para el aprendizaje móvil? Te compartimos algunos consejos para aprender, sacándole provecho a tus dispositivos:

  1. No te satures utilizando muchas aplicaciones al tiempo; por ejemplo, si quieres aprender nuevos idiomas, empieza descargando una aplicación y si ves que no te funciona utiliza otra hasta que llegues a la que te ofrezca mejores posibilidades de aprendizaje.
  2. Si tienes dudas sobre un tema que te explicaron en clase o tienes curiosidad sobre alguna temática, aprovecha tus dispositivos para investigar y consultar información relacionada, pero verifica muy bien que las fuentes sean confiables.
  3. Utiliza las redes sociales y los diferentes canales de comunicación para conversar con tus compañeros sobre temas académicos, incluso, puedes crear foros de debate para intercambiar ideas y opiniones.
  4. Recomienda a otras personas aquellas aplicaciones, herramientas y recursos que han sido de gran utilidad para fortalecer tus aprendizajes, seguro ellas te lo agradecerán.
  5. Utiliza los dispositivos móviles para crear contenidos. Si tienes algún conocimiento que quieres compartir con otros, aprovecha las herramientas que tienes a la mano para realizar videos, infografías, podcast, escritos, interactivos, entre otros contenidos digitales.

Esperamos que estas recomendaciones sean de utilidad para tu proceso de aprendizaje desde casa. ¿Tienes otros tips adicionales? Escríbelos en los comentarios.

Por último, queremos compartir contigo este pequeño E-book donde conocerás otras recomendaciones y algunas herramientas para fortalecer tus habilidades para el aprendizaje móvil.

Referencias bibliográficas
Torres, J., Infante, A., y Torres, P. (2015). Aprendizaje móvil: perspectivas. RUSC. Universities and Knowledge Society Journal, 12(1), pp. 38-49.

¿Cómo crear buenas presentaciones para atraer la atención de tus compañeros?

A lo largo de nuestra vida académica, nos hemos enfrentado a grandes retos para llevar a buen término nuestros objetivos académicos; uno de esos retos, ha sido el de realizar exposiciones frente a nuestros compañeros para demostrar la apropiación de los conceptos y conocimientos aprendidos durante las clases. ¿Sabías que uno de los aspectos para tener éxito en tus exposiciones es la realización de buenas diapositivas? Una buena presentación puede ser la clave para que te desenvuelvas mejor ante el público.

Para lograr esto, ten en cuenta los siguientes tips:

1. No improvises 

Lo primero que debes hacer, antes de realizar tu presentación, es prepararte; es decir, estudiar la temática a abordar y decidir qué vas a incluir en tu presentación, pensando también en el público al que te vas a dirigir.

2. Menos es más

Cuando tienes mucho texto en las diapositivas, el foco de atención se irá hacia ellas y tus compañeros no te prestarán mucha atención por tratar de leer todo el texto que escribiste en ellas. Además, tener textos muy extensos en tus presentaciones hará que no puedas recordar la temática estudiada y terminarás leyendo toda la presentación. Te recomendamos usar palabras clave, con el fin de que las diapositivas sean un apoyo para ti a la hora de abordar las temáticas.

3. Una imagen dice más que mil palabras

¿Y qué tal si para decir lo que quieres utilizas algunas imágenes? Una manera muy efectiva de recordar los conceptos es relacionándolos con imágenes. Pero ¡ojo!, trata de no saturar mucho tus presentaciones. Te recomendamos utilizar imágenes simples y  en formato .png para que tu presentación se vea más estética.

4. El tiempo es oro

Si el profesor te ha dicho que tienes determinado tiempo para realizar tu exposición, no te excedas en el número de diapositivas. De esta manera, vas a tener un buen manejo del tiempo y tendrás una exposición bien estructurada.

Esperamos que con estos consejos tus exposiciones sean mucho más efectivas y puedas compartir tus conocimientos de la mejor manera. ¿Tienes algún consejo adicional? Escríbelo en los comentarios.

¡Aquí te dejamos una plantilla que puedes utilizar en tus presentaciones!