Nuestra vida entre lo online y lo offline

Vivimos en un mundo interconectado donde cada aspecto de nuestras vidas es monitoreado por los distintos dispositivos que usamos, las aplicaciones y las redes sociales que consumimos. 

El estado en línea gana terreno y esto se debe, en parte, a la evolución misma de la tecnología, a la migración de lo laboral, lo educativo y lo social a plataformas digitales y a los desarrollos de las grandes compañías que diseñan algoritmos que analizan y traducen nuestros comportamientos en productos, servicios y contenidos que nos mantienen ‘pegados a las pantallas’.

En los mundos offline y online se nos ha considerado, de cierta forma, datos: al inicio tal vez no eran tan específicos y se recolectaban en periodos más amplios (encuestas demográficas, evaluaciones para estudios e investigaciones y bases de datos análogas), ahora se recolectan en tiempo real.

En consonancia con lo anterior, Paola Hincapié, docente universitaria y directora de contenidos de la Agencia El Grifo, en su nuevo espacio Paoh, (https://paohblog.com/ – @paohblog), analiza esa relación de la humanidad con las redes sociales y los dispositivos móviles. 

Comprendo, luego decido

Hoy en día también se habla de la importancia de la desconexión y de ‘tomar una pausa’ del mundo online. No se pretende juzgar o simplemente criticar las redes sociales, sino promover una conversación y una reflexión a partir de la comprensión del funcionamiento de sus algoritmos, como lo sugiere Hincapié. Esto plantea, además, una mirada a contrastar lo offline y lo online: la inmersión que todos tenemos en un poco de ambos.  

En tiempos de pandemia, la virtualidad cobró relevancia y el distanciamiento social también ha sido clave. Por ello las conexiones sociales y laborales migraron a las pantallas, pero no pueden quedarse exclusivamente en ellas. 

Mucho se ha dicho de la necesidad de «reconectarnos con el mundo offline», dada la hiperconectividad a la que estamos expuestos en los espacios online; también se habla de promover una revolución en el uso del tiempo como lo expresan Carl Honoré (Elogio a la lentitud) y Byung-Chul Han (Sociedad del cansancio) a manera de contramedida frente al avance de la productividad desmedida y de la difuminación de las barreras entre las esferas laboral y personal.

Por este motivo, se fortalecen en el mundo movimientos como el Movimiento Slow propuesto por Carl Honoré* en su libro Elogio de la lentitud, incluso se instalan aplicaciones o se activan funciones propias de los teléfonos inteligentes (bienestar digital) que promueven pausas: tomar un descanso de las pantallas y reencontrarnos en la desconexión; refrendar los límites entre el tiempo laboral y el tiempo personal, familiar y social; y revivir conversaciones e interacciones no mediadas por el celular. 

En otras palabras, la búsqueda de un equilibrio entre online y offline y, por supuesto, la posibilidad de decidir la relación que tenemos con los algoritmos.  

¿Lo has intentado? Prueba establecer horarios o tiempos de desconexión y evalúa cómo te sientes y si funcionan para ti. 

María Fernanda Monsalve 
Guionista
Ude@ Educación Virtual

Referencias bibliográficas

* Carl Honoré, portavoz de este movimiento, propone «ralentizar la vida y reducir las cargas mentales, académicas o laborales para disponer de más tiempo de calidad». BBVA y El País. (2020). Aprendamos Juntos. El País. https://aprendemosjuntos.elpais.com/especial/estamos-corriendo-por-la-vida-en-vez-de-vivirla-carl-honore/ 

El papel de los nuevos medios de comunicación en la generación de sociedades del conocimiento

Los nuevos medios de comunicación, nacidos después de la aparición de Internet, son considerados en la actualidad como espacios para la democratización de la información y el acceso al conocimiento; dichos medios están en constante transformación, pues comprenden lenguajes y formatos dinámicos que facilitan las formas de construir o replicar los contenidos. 

Gracias a los grandes avances tecnológicos visibles en estos nuevos medios y plataformas, tenemos al alcance un universo de posibilidades donde podemos estar conectados con los hechos de actualidad de una manera simple. Sin embargo, es importante aclarar que, si bien han surgido nuevos canales digitales, los medios de comunicación tradicionales como la televisión, la prensa y la radio siguen coexistiendo y teniendo impacto dentro de las diferentes audiencias; es decir, existe una convergencia entre estos.

Ana María Zuluaga
Gestora de canales digitales

Ude@ Educación Virtual

Potenciar el uso de las redes sociales para tus objetivos personales

Usar las redes sociales no se limita a tener conversaciones con amigos, ver fotos, videos y conocer la opinión de nuestras personas cercanas. Estas comunidades tienen miles de herramientas que pueden potenciar su uso y convertirlas en tu fuente de inspiración, conocimiento o información. Aquí encontrarás algunos usos de las principales redes sociales que puedes aprovechar:

Instagram

Aunque parezca un asunto de moda o de días especiales, los hashtags en las redes sociales se crearon para clasificar información según los intereses que tengas. Por ejemplo, si te interesa el conocimiento digital busca un # relacionado en el buscador de la red social, selecciona la opción que corresponde a los numerales, elige el que mejor se adapte a tu búsqueda y pulsa Seguir. Cuando sigues un hashtag, aparecerán en tu línea de tiempo publicaciones nuevas todos los días relacionadas con tu búsqueda. Esta es una excelente forma de descubrir perfiles, empresas o cuentas con tus mismos intereses.

También puedes crear categorías para ir guardando las publicaciones que te gustan sobre varios temas. Cuando estás navegando y encuentras cosas que te gustan, presiona Guardar, selecciona la lista y ya está. Así tendrás una biblioteca de elementos que te gustan, te interesan o te inspiran.

Facebook

En esta red social tienes herramientas como notas, grupos, segmentación de publicaciones solo para ti y creación de álbumes a los que solo tú tienes acceso. En cada uno de los aplicativos de Facebook Watch o Grupos puedes seleccionar qué contenido quieres ver y cuál no, dependiendo de tu interés. Encontrarás esta opción en el costado izquierdo de tu computador.

Además, no olvides que existe Guardar, donde puedes hacer colecciones y acceder más tarde al material que viste navegando y crees que te puede interesar. Para conservar un elemento que te guste, haces clic sobre los 3 puntos que se encuentran en la parte superior de la publicación y eliges la opción Guardar.

En la parte izquierda de tu inicio, en el computador, encontrarás tus elementos guardados. Si quieres acceder desde tu móvil, oprime las tres rayitas que ves en la esquina superior derecha de tu dispositivo.

Twitter

Twitter es tal vez una de las redes sociales que más herramientas para filtrar ofrece y que más desconocemos. Puede convertirse en un espacio donde seleccionas qué ver según tus intereses cotidianos. Además de la opción de guardar elementos por categorías, la opción buscar ofrece un listado de categorías como deportes, tendencias, noticias o diversión que pueden servir para acortar tu búsqueda.

También puedes crear listas para mantenerte actualizado sobre un tema en particular. Por ejemplo, crear una lista de revistas culturales en la que puedes incluir las cuentas de revistas que más te gustan y tener un repositorio de lecturas que se va actualizando día a día. También puedes crear tus listas o seguir algunas creadas por otras personas.

La opción Momentos, que encontrarás en el menú de la aplicación, es bastante útil para crear perspectivas narrativas sobre un tema en específico. Por ejemplo, si quieres hacer un consolidado sobre las noticias más importantes de la covid-19, puedes crear un momento y empezar a añadir a este la información relevante que vayas encontrando al respecto. Esta herramienta es bastante eficaz para la creación de especiales noticiosos. 

¿Qué otros usos de las redes sociales conoces? Cuéntanos en los comentarios.

Laura Cristina García
Guionista – Ude@ Educación Virtual

Por una academia conectada: las redes sociales en el entorno educativo

Al pensar en redes sociales, la educación no es la primera palabra que viene a nuestra mente. Para algunos educadores y académicos, estas se vinculan con espacios de distracción que desconcentran y roban tiempo de las tareas realmente importantes. El contenido que se encuentra en ellas se suele considerar demasiado corto o superficial para tomarlo en serio; además, se piensa que la mayoría de las publicaciones que se hacen allí carecen de importancia.

Sin embargo, esta visión simplista ignora las posibilidades que ofrecen las redes en los procesos de formación. Así, plataformas tradicionales como Facebook, Twitter o Instagram facilitan la construcción de comunidades académicas alrededor de intereses compartidos. La creación de grupos para una asignatura es una buena opción para facilitar la comunicación entre estudiantes y profesores; por ejemplo, los grupos en Facebook permiten compartir bibliografías y experiencias sobre temas específicos. 

Asimismo, acudir a estos espacios virtuales es una buena estrategia para compartir los resultados de los procesos formativos o proyectos más allá de las aulas mediante publicaciones en texto, imagen o formatos audiovisuales. Las redes sociales son pues un elemento muy útil en el ámbito de la enseñanza y el aprendizaje, no obstante, es importante tener claro el propósito que se les quiera dar dentro de la estrategia pedagógica.

Es importante mencionar que estas redes no se limitan a las plataformas más conocidas, también hay algunas más discretas que se enfocan, específicamente, en el mundo académico como Academia.edu o Research Gate, las cuales favorecen el trabajo colaborativo al permitir compartir artículos académicos a la par que se consultan las publicaciones de otros colegas. 

Dentro de este último grupo destacamos a Mendeley, que no solo funciona como espacio social, sino que también es un gestor bibliográfico muy práctico. De esta manera, además de ser un espacio en la web, ofrece la posibilidad de descargar una aplicación de escritorio para guardar, organizar, leer y compartir documentos académicos.

Este espacio permite crear y personalizar el perfil del usuario y unirse a grupos de discusión académica con otras personas que pueden estar interesadas en los mismos temas, al igual que sugerir nuevos documentos según los intereses de investigación. Mendeley y sus múltiples posibilidades representan una gran ayuda a la hora de organizar la bibliografía para una investigación y compartir documentos especializados con alumnos o colegas con los que se esté trabajando.

Puedes crear tu perfil y descargar la aplicación en el siguiente enlace: https://www.mendeley.com/newsfeed

Brayan Zapata
Guionista de Ude@