¿Cómo realizar trabajo colaborativo con mis estudiantes? ¿Existen otras formas de evaluar y validar procesos de aprendizaje?

Las anteriores son algunas de las preguntas que surgen desde el quehacer docente, sobre todo si se tienen en cuenta las dinámicas actuales de la virtualidad a las que nos vemos convocados desde el 2020. Dicha virtualidad ha representado un gran reto para estudiantes y docentes, siendo estos últimos quienes asumen una responsabilidad mayor como orientadores de procesos de enseñanza–aprendizaje mediados por plataformas de videoconferencias como Zoom, Meet, Microsoft Teams, entre otras. Ante este panorama, el docente toma partido de las múltiples herramientas que ofrece la web para llevar a cabo sus procesos de formación y captar la atención de sus estudiantes de una manera más significativa y colaborativa, convirtiendo su aula de clase en un verdadero laboratorio de experiencias que se nutre con la participación conjunta.

De acuerdo con esto ofreceremos, desde nuestras experiencias formativas con la estrategia Aprender desde Casa, algunas herramientas dinámicas y participativas que posibilitan una interacción más directa con aquellos estudiantes a los que nos acercamos mediados por una pantalla. Exploraremos recursos como Padlet, que se orienta al trabajo colaborativo; Quizziz y Kahoot, que apuntan hacia la gamificación de las actividades de clase; y plataformas como Nearpod, que combina los dos aspectos anteriores, sumado a una gran cantidad de contenidos educativos orientados a diferentes áreas del conocimiento.

¿Qué herramientas puedo utilizar para diseñar actividades de aprendizaje colaborativo?

Existen múltiples herramientas para el propósito colaborativo en el aula, pero en este artículo te presentaremos dos muy valiosas, gratuitas y de fácil navegación. En primer lugar está Padlet, gran aliada en la construcción o reflexión conjunta de los aprendizajes, pues permite compartir un muro con los estudiantes al cual pueden acceder solo con un enlace y trabajar de manera sincrónica y asincrónica con sus compañeros; esta herramienta cuenta con una variedad de aplicativos que permiten ingresar entradas o postear mediante textos, imágenes, audios, videos, gifs, etc. Otra de sus ventajas es la posibilidad de abordar la participación desde el anonimato, pues si algo puso en evidencia la virtualidad es que no solo en la presencialidad encontramos estudiantes caracterizados por su timidez. Es importante tener en cuenta que Padlet no ofrece solo trabajo colaborativo mediante el muro, también se pueden utilizar los formatos de tablero, mapa, lienzo, cronología, lista, columna y conversación, y que cada uno de estos se configura según las necesidades del docente en cuanto a privacidad o instrucciones a seguir para la participación.  


Tomado de Hodgson (2015). WmWp Reflection. https://www.flickr.com/photos/dogtrax/19369618904

En segundo lugar está Nearpod, la cual cuenta con un tablero colaborativo en la sección de actividades que permite la participación de los estudiantes mediante texto y/o imágenes simulando un posting. Por ello, las entradas que se realicen no pueden contener más de 250 caracteres, ya que se utilizan ideas claves o centrales en relación con una pregunta o texto; también permite la interacción con los estudiantes desde la activación de saberes previos antes de abordar una temática. Este tablero colaborativo también posibilita una participación sincrónica y asincrónica por parte de los estudiantes mediante un enlace que puede ser compartido por diferentes plataformas de videoconferencias, correo electrónico o ser alojado en un aula de Google Classroom.


Tomado de Fryer, W. (2013). Nearpod: Create presentations with web browser version. https://www.flickr.com/photos/wfryer/11094736364

¿Y con respecto a la gamificación de las actividades?

Si tu interés se orienta a presentar contenidos educativos de una forma menos tradicional y, por el contrario, más participativa y dinámica, estas dos herramientas pueden ser de mucha utilidad:

Quizizz: es de uso gratuito y permite integrar elementos gamificadores para promover la sana competencia entre los estudiantes, a la vez que constituye un incentivo a la hora de aprender sobre un tema en particular mediante la creación de cuestionarios con tiempo limitado para que estos los resuelvan de forma sincrónica y obtengan un puntaje de acuerdo con factores como la validez de la respuesta y el tiempo de la misma. También permite la construcción de cuestionarios de selección múltiple con única o múltiple respuesta, preguntas abiertas, preguntas de complementación de espacios, falso y verdadero, entre otras; a su vez posibilita la utilización y combinación de imágenes, textos, videos y audios tanto en las preguntas como en las opciones de respuesta. Otro aspecto muy importante de esta herramienta es que ofrece un reporte de interacción de todos los estudiantes, lo cual permite validar los progresos de cada uno de ellos en tanto aciertos y desaciertos en las preguntas, y así poder realizar posteriores retroalimentaciones.


Tomado de Smartcabbage (2019). Quizizz. https://bit.ly/3cf6mr5

Time to Cilmb (Nearpod): esta herramienta de gamificación, al igual que la mencionada anteriormente, permite realizar cuestionarios de manera interactiva con unos aplicativos muy atractivos para los estudiantes, pues facilita la elección de un avatar y un espacio específico para competir, elementos que atraen significativamente la atención de los participantes; también ofrece la posibilidad de utilizar textos e imágenes para los cuestionarios y arroja un consolidado con los puntos que obtuvo cada participante, los cuales se basan en el acierto de la pregunta y el tiempo empleado para resolverla. Es importante recordar que esta actividad se encuentra alojada en la plataforma Nearpod, la cual contiene otras actividades que también favorecen los aprendizajes, como es el caso de la pregunta abierta, completar espacios, los memotest, la búsqueda de pares, entre otros. 


Tomado de Nearpod (2021). Time to Climb. https://nearpod.com/time-to-climb

Todas estas herramientas aportan a la comunicación e interacción entre profesor y estudiantes, ofreciendo un diseño metodológico atractivo en tanto valida asuntos fundamentales como el aprendizaje significativo, el trabajo colaborativo y las diferentes formas de aprender, especialmente si nos enfocamos en las necesidades que atañen a los procesos de enseñanza-aprendizaje desde entornos virtuales. 

Miguel Fernando Sosa
Gestor de Proyectos de Ude@

Ude@ Educación Virtual

LaTeX – Overleaf, nuevas formas de escribir

Cuando nos encontramos en el mundo académico, la producción de escritos que expresen o plasmen los resultados de una investigación, opinión o propuesta conlleva a manejar innumerables formatos. Por ello, en el año 1984, un científico matemático generó un lenguaje denominado TeX, el cual ayudaba a la escritura o formación de documentos topográficos; a partir de allí, el académico Donald Knuth generó una versión de escritos estructurales denominados LaTeX (Mora, 2021).

Este lenguaje se ha convertido en un gran aliado para los académicos debido a la rigurosidad de diferentes revistas científicas frente al manejo de formatos y que, partiendo de la filosofía de LaTeX, no se genere algún traumatismo al momento de emplearlos; así, el enfoque del escritor será netamente la producción del contenido (Project, 2021).

La comunidad matemática y científica es la que más usa estos formatos de LaTeX por la posibilidad de utilizar fórmulas en texto. Sin embargo, también está la comunidad letrada y los editores o herramientas como TexMaker, TeXnicCenter, TeXWorks, que usan este lenguaje para la construcción documental, pero que su instalación local exige ciertos pasos exhaustivos para comenzar a escribir (Julián, 2014). Si quieres conocer un poco más al respecto, puedes consultar en este enlace.

No obstante, como uno de los principios tecnológicos busca facilitar el uso de la misma tecnología, se creó OverLeaf, una herramienta de edición en línea que no necesita ningún tipo de instalación, solamente crear una cuenta —preferiblemente con un correo de una organización educativa— y buscar el formato deseado para comenzar a trabajar en este. Como se visualiza en la siguiente imagen, su interfaz es intuitiva y muy fácil de usar, lo que ayuda al manejo de secciones y contenido.

Visual de edición de OverLeaf

Ahora te preguntarás cómo puedes aprender a usar este editor, para ello te dejamos unos enlaces que pueden ayudarte con ese propósito y puedas comenzar a construir contenidos de formas nunca vistas.

Learn LaTeX in 30 minutes  
LaTeX tutorial. Creating your first document  
Curso Básico de LaTeX 
Formatos Overleaf 

César Augusto Palacios
Director de Tecnología e Innovación

Fundación Universidad de Antioquia

En esta época de descanso: libros para soñar, relajarse y disfrutar

¡Por fin llega diciembre! Tiempo en el que los trabajos escritos y los documentos de clase nos dan un respiro… Aquí queremos compartirte algunas posibilidades para que no desaproveches la oportunidad de conocer nuevas culturas y puntos de vista gracias a los libros.

Alejandra Uribe Fernández
Guionista

Ude@ Educación Virtual

Tres herramientas para crear elementos multimedia sin necesidad de ser un experto

Crear elementos multimedia es cada vez más fácil. El crecimiento exponencial del número de usuarios de internet y, con esto, de empresas dedicadas a diferentes experiencias digitales, ha permitido que tengamos acceso a herramientas para elaborar recursos multimedia como presentaciones interactivas, infografías y videos. A continuación, encontrarás tres herramientas de uso gratuito que les darán un nuevo aire a tus presentaciones personales y académicas.

  1. Creación de videos con Powtoon

Con Powtoon puedes crear videos gratuitos usando imágenes predeterminadas, sonidos, fondos, textos, líneas y animaciones preestablecidos por la plataforma. Es perfecta para la explicación de procesos, la enumeración de hechos o acciones, e incluso, para la presentación de personajes e historias. Eso sí, debes tener en cuenta que la herramienta gratuita siempre deja una marca de agua en tu video.

La interfaz de edición es bastante intuitiva y amigable. Si quieres explorar a profundidad, puedes ver este tutorial donde te explicamos paso a paso cómo usarla: 

2. Líneas de tiempo con Time Graphics

Crear líneas de tiempo en formato digital puede ser una pesadilla si no tienes la herramienta indicada para hacerlo. Con Time Graphics puedes hacerlo con elementos interactivos como videos, documentos de Google Drive, audios, textos e imágenes. Además, esta herramienta te permite la edición colaborativa, por lo que se convierte en una excelente opción para la creación en equipos.

Si quieres empezar a crear organizadores de información de una manera diferente, solo debes ver este tutorial:

3. Presentaciones interactivas e infográficos con Genially

Las presentaciones y contenidos interactivos son adecuados para aclarar textos temáticos, sintetizar y agilizar la información, así como para lograr una conversación entre la imagen y el texto. Plataformas como Genially te ofrecen plantillas preestablecidas y una interfaz intuitiva para crear archivos de diferentes tipos donde se pueden enlazar textos, imágenes, videos y sonidos, y articularlos a través de botones que te permiten navegar por el documento.

Basta con elegir una plantilla y reemplazar elementos o crear otros nuevos. Si quieres profundizar en esta herramienta, puedes ver este tutorial:

Ya conoces tres herramientas nuevas que te permiten crear multimedia sin necesidad de ser un experto del diseño o la programación. Cuéntanos si usas alguna de estas u otras similares para tus actividades.

Laura Cristina García
Guionista – Ude@ Educación Virtual

Potenciar el uso de las redes sociales para tus objetivos personales

Usar las redes sociales no se limita a tener conversaciones con amigos, ver fotos, videos y conocer la opinión de nuestras personas cercanas. Estas comunidades tienen miles de herramientas que pueden potenciar su uso y convertirlas en tu fuente de inspiración, conocimiento o información. Aquí encontrarás algunos usos de las principales redes sociales que puedes aprovechar:

Instagram

Aunque parezca un asunto de moda o de días especiales, los hashtags en las redes sociales se crearon para clasificar información según los intereses que tengas. Por ejemplo, si te interesa el conocimiento digital busca un # relacionado en el buscador de la red social, selecciona la opción que corresponde a los numerales, elige el que mejor se adapte a tu búsqueda y pulsa Seguir. Cuando sigues un hashtag, aparecerán en tu línea de tiempo publicaciones nuevas todos los días relacionadas con tu búsqueda. Esta es una excelente forma de descubrir perfiles, empresas o cuentas con tus mismos intereses.

También puedes crear categorías para ir guardando las publicaciones que te gustan sobre varios temas. Cuando estás navegando y encuentras cosas que te gustan, presiona Guardar, selecciona la lista y ya está. Así tendrás una biblioteca de elementos que te gustan, te interesan o te inspiran.

Facebook

En esta red social tienes herramientas como notas, grupos, segmentación de publicaciones solo para ti y creación de álbumes a los que solo tú tienes acceso. En cada uno de los aplicativos de Facebook Watch o Grupos puedes seleccionar qué contenido quieres ver y cuál no, dependiendo de tu interés. Encontrarás esta opción en el costado izquierdo de tu computador.

Además, no olvides que existe Guardar, donde puedes hacer colecciones y acceder más tarde al material que viste navegando y crees que te puede interesar. Para conservar un elemento que te guste, haces clic sobre los 3 puntos que se encuentran en la parte superior de la publicación y eliges la opción Guardar.

En la parte izquierda de tu inicio, en el computador, encontrarás tus elementos guardados. Si quieres acceder desde tu móvil, oprime las tres rayitas que ves en la esquina superior derecha de tu dispositivo.

Twitter

Twitter es tal vez una de las redes sociales que más herramientas para filtrar ofrece y que más desconocemos. Puede convertirse en un espacio donde seleccionas qué ver según tus intereses cotidianos. Además de la opción de guardar elementos por categorías, la opción buscar ofrece un listado de categorías como deportes, tendencias, noticias o diversión que pueden servir para acortar tu búsqueda.

También puedes crear listas para mantenerte actualizado sobre un tema en particular. Por ejemplo, crear una lista de revistas culturales en la que puedes incluir las cuentas de revistas que más te gustan y tener un repositorio de lecturas que se va actualizando día a día. También puedes crear tus listas o seguir algunas creadas por otras personas.

La opción Momentos, que encontrarás en el menú de la aplicación, es bastante útil para crear perspectivas narrativas sobre un tema en específico. Por ejemplo, si quieres hacer un consolidado sobre las noticias más importantes de la covid-19, puedes crear un momento y empezar a añadir a este la información relevante que vayas encontrando al respecto. Esta herramienta es bastante eficaz para la creación de especiales noticiosos. 

¿Qué otros usos de las redes sociales conoces? Cuéntanos en los comentarios.

Laura Cristina García
Guionista – Ude@ Educación Virtual

¿Cómo el posicionamiento SEO hace que lo que escribo sea encontrado por los buscadores?

Buscar la información que necesitamos en internet es, ahora, una situación implícita en nuestra cotidianidad. Dar con restaurantes, hoteles, información, referentes, inspiración, resolver dudas o encontrar personas, parece una acción cotidiana que siempre ha estado ahí, pero no es así. Google, el buscador más usado en el mundo nació hace apenas 22 años y, aunque no parezca, el predominio de la web como fuente de información tuvo consecuencias sobre las formas en las que leemos y escribimos.

Seguro has visto, cada vez con más frecuencia, las palabras posicionamiento SEO, SEM, posicionamiento orgánico o pauta digital. Todas ellas tienen que ver con la decisión que toma un buscador como el de Google para arrojar un resultado a la búsqueda que acabas de hacer. Si te preguntas cómo funciona esa operación, estás en el lugar indicado.

¿Cómo prioriza Google los resultados que arroja?

Rastreo, indexación y posicionamiento son las palabras clave. Haciendo un resumen muy básico, el funcionamiento sería algo así:

  1. Google conoce por primera vez tu sitio web y reconoce qué información tiene dentro, a qué se dedica y cómo expresa su contenido. Esto es hacer un rastreo.
  1. Luego de que el motor de búsqueda entienda a qué se dedica tu sitio, decide en qué índice clasificarte; algo cómo decidir en cuál sección del directorio telefónico está tu sitio; si en expertos en electricidad, servicios públicos, conocimiento sobre automóviles o jardinería. Este proceso se llama indexación.
  1. Es el momento de la búsqueda en internet y Google decide qué contenido es más pertinente para mostrar, de acuerdo con la ubicación, el dispositivo que se esté usando, el idioma, la respuesta que más coincida con la búsqueda, la cantidad de sitios que referencian el tuyo y la mejor experiencia de usuario. De la calidad de todas estas variables depende el posicionamiento del sitio. Puede entenderse como la confianza que tiene el buscador en la fiabilidad de tus contenidos.

Si quieres entender un poco más cómo funciona el buscador de Google, puedes hacer clic aquí

Ahora sí, ¿entonces cómo escribo para que mis contenidos sean encontrados por los buscadores?

Como podemos ver, a Google le interesa que el usuario tenga una buena experiencia, por lo que es necesario empezar a pensar como nuestros lectores: ¿quiénes son? ¿cómo hablan? ¿qué les interesa?, y ¿qué esperan de nosotros? Son preguntas fundamentales que debemos respondernos antes de crear contenidos para internet. Luego de responderlas, es importante tener en cuenta:

  • Elegir la palabra clave de mi contenido y ver cómo se busca más en internet. Para esto nos podemos valer del buscador y elegir los primeros resultados que se muestran de forma predeterminada. Así:
  • Incluir esa forma de búsqueda de la palabra clave en las primeras palabras de tu título y repetirla dos o tres veces a lo largo del texto.
  • Velar por que la información se presente de forma clara y concisa, dividida en secciones y que use elementos multimedia (imágenes, videos, documentos, etc.) relacionados con el tema.
  • Enlazar apartados de tu texto a fuentes confiables que puedan complementar la información que el lector encuentra, así como también a páginas de tu sitio que se relacionen para que el lector permanezca más tiempo en tu página.
  • Tener en cuenta que todos los contenidos que se publiquen en tu sitio tengan relación con el tema principal del mismo, esto es fundamental para el posicionamiento SEO. 

Usar la caja de tags o etiquetas de tu administrador web para incluir allí palabras clave referentes al contenido que estás presentado. Puedes valerte de las que encontraste en Google. Además, si las etiquetas no quedan visibles en el sitio, puedes incluir errores de tipeo como “Udarroba” para que los motores también relacionen búsquedas mal escritas con tu contenido.

Es importante aclarar que Google no es el único motor de búsqueda que existe, hay otros buscadores como Yahoo, Bing, Ask.com o Ecosia (un buscador que destina gran porcentaje de sus ingresos a la reforestación del planeta) que funcionan bajo lógicas similares. Te ayudará tener en cuenta las recomendaciones anteriores con cada uno de estos.

¿Todos los contenidos necesitan ser posicionados?

Muchos dirán que sí, que es la idea de los contenidos en internet, pero no necesariamente debe ser así. Muchos profesores, estudiantes o personas del común, tienen sitios web y espacios en internet para compartir con comunidades cerradas sin mayor interés de que ese contenido llegue a cualquier persona que lo escriba en su buscador. Todo es cuestión de entender tus objetivos y el de tus usuarios. Si llegaste hasta aquí, también te puede interesar ver este video donde te contamos cómo escribir contenidos educativos virtuales.

Laura Cristina García
Guionista – Ude@ Educación Virtual

Los videojuegos como herramienta para aprender programación

Software, variables, codificación, palabras que para muchos representan una verdadera tortura. En la Universidad de Antioquia hay una gran cantidad de carreras, además de las ingenierías, que incluyen dentro de sus planes de estudio uno o varios cursos de algoritmos y programación. Hablar con la máquina no es una tarea fácil, y mucho menos cuando las herramientas que se usan para esto son complejas, cargadas de texto, con menús llenos de opciones y largos mensajes de error. Parece que todo el conocimiento de la humanidad se centrara en la punta de un alfiler y esta se clavara en nuestro cerebro, provocándonos gran dolor y estrés.

Si bien la tecnología ha avanzado significativamente, pasando de codificar en placas perforadas a hacerlo en un computador personal, en las universidades la enseñanza no ha tenido la misma evolución. Los docentes enseñan programación de la misma forma en que ellos aprendieron, lo que cambia es el lenguaje o el paradigma; sin embargo, todos debemos ver los mismos temas (condicionales, ciclos, arreglos, matrices, etc.), e incluso, muchas veces, los mismos ejercicios.

Existen personas, organizaciones, y empresas que se han cuestionado por el uso de las nuevas tecnologías en el marco de la enseñanza, y es aquí donde nace la alternativa del uso de los videojuegos como herramienta de acercamiento a la programación. No obstante, esta estrategia no es del todo nueva, pues en el 2011, Valve Corporation empezaba a explorar la enseñanza de la física, las matemáticas, y la química usando su motor Source, a través del proyecto “Learn with Portals”.

A continuación, te presentamos dos ejemplos de videojuegos hechos para aprender sobre programación.

  1. Rabbids coding!

Nota: para empezar, es necesario aclarar que este videojuego no pretende enseñarnos un lenguaje concreto de programación (Java, C++, Python), sino acercarnos a la lógica que está detrás de estos y que es común en todos ellos. 

Creado por la empresa Ubisoft, en octubre del 2019, se trata de un personaje, en la mayoría de los casos un conejo, que debe resolver un problema de lógica para avanzar al siguiente nivel. En principio, los problemas son tan sencillos como hacer que el conejo avance o dé la vuelta. Sin embargo, poco a poco se van complejizando hasta llegar al punto donde es necesario sentarse a pensar en la solución.

Esta dinámica de avanzar y agregar complejidad, nos proporciona la experiencia de aprender la lógica de la codificación en una dimensión diferente. También nos enseña estructuras complejas de entender, como los ciclos, y hace especial énfasis en la utilización de estos para mejorar nuestros algoritmos.

Cuando iniciamos un nivel, en la parte izquierda de la pantalla tenemos la zona donde iremos desarrollando nuestro algoritmo. A diferencia de las interfaces tradicionales de texto, en este aplicativo las instrucciones se desarrollan uniendo cajas de forma secuencial. Cada caja representa una instrucción, y el objetivo es crear un conjunto de estas que den solución al problema. Las directrices son variadas, pues podemos tener, por ejemplo, “avanzar hacia adelante”, “recoger objetos”, “voltear a la izquierda”, etc.

La puntuación está basada en estrellas, donde tres representan una solución óptima; y una significa que el problema tuvo solución, pero esta pudo ser mejor. Lo anterior se traduce en un problema común en la programación y es que, si bien no existe algoritmo perfecto, hay soluciones más eficaces que otras, bien sea porque su tiempo de ejecución es más corto o porque tiene menos pasos.

2. Code combat

Este videojuego es un proyecto opensource, con un equipo base de 31 personas y más de 450 contribuyentes, y busca enseñarnos el lenguaje JavaScript y Python, dos de los más usados e importantes en la actualidad. A diferencia del anterior, este funciona a través del navegador. Hasta el momento de esta publicación, cuenta con nueve mundos, los cuales tienen entre 12 y 109 niveles cada uno y que abren la posibilidad de aprender desde sintaxis y variables, hasta técnicas avanzadas de interacción con la máquina.

Cuenta con un personaje, Hero, que a lo largo del juego —y de forma gradual— nos va introduciendo conceptos importantes como son cadenas de texto, métodos, parámetros, ciclos, entre otros. 

Al iniciar un nivel, nos aparece una ventana que indica los temas que vamos a aprender en este.

La metodología es similar a la de Rabbids coding!, pues en la parte derecha de la pantalla tenemos un editor de texto en el que escribiremos nuestro algoritmo. Una vez lo completemos, presionamos “Run” para ejecutarlo y visualizar, en la parte izquierda de la pantalla, a nuestro personaje realizar lo que le indicamos.

Por último, existe una sección en cada escenario donde podemos ver la teoría tras los algoritmos que estamos escribiendo. Lo cual es importante, dado que amplía y da fundamentos teóricos a las acciones que estamos tomando.

A manera de conclusión, es importante reconocer que vivimos en una era digital y, por tanto, debemos perder el miedo a explorar nuevos horizontes. Asimismo, en el ámbito educativo, más áreas del saber están integrando la programación en sus pensum, ya que herramientas como estas podrían ayudar a los estudiantes a aprender sobre algoritmos con mayor facilidad.

Sigifredo Escobar
Desarrollador Front-end de Ude@

Los recursos interactivos para los procesos de enseñanza y aprendizaje

Los contenidos interactivos en la enseñanza y el aprendizaje, facilitan la construcción de los saberes y la apropiación del conocimiento porque permiten integrar diferentes formatos que se adecúan a los estilos de aprendizaje de los estudiantes, dado que pueden incluir y combinar el audio, la imagen, el texto, el video, la animación, entre otros lenguajes multimedia.

Uno de sus grandes beneficios es que ayudan a la apropiación de los conocimientos y a mantener la atención del estudiante, puesto que es este quien decide cómo explorar el contenido y elige los materiales que tiene a su disposición para la comprensión de la información. Además, se adaptan a las necesidades particulares del usuario y a su propio ritmo de aprendizaje.

Dentro de sus mayores ventajas, se encuentran:

  • Tener un mayor flujo de la información porque permite presentarla en diferentes niveles de navegación.
  • Generar un rol activo del estudiante a la hora de explorar los elementos del recurso.
  • Tener una interfaz enriquecida con elementos multimedia que mejoran el nivel de interacción.

Realizar este tipo de recursos es una oportunidad para que, tanto docentes como estudiantes, utilicen las tecnologías a su favor en la educación, ya que gracias a ellas pueden acceder a diversas plataformas y herramientas que permiten crear este tipo de insumos de forma simple y gratuita.

Por tal motivo, queremos compartir dos herramientas muy útiles a la hora de desarrollar estos contenidos. Si las empiezas a utilizar, pronto les podrás sacar provecho para las actividades académicas.

Genially
https://www.genial.ly/es

Es un software en línea que permite crear presentaciones, infografías y otros recursos interactivos; estos pueden contener textos, videos, efectos visuales, sonidos e imágenes que puedes organizar de diversas maneras para integrar los contenidos.

Timegraphics
https://time.graphics/es/

Es una herramienta web intuitiva y fácil de usar, que permite la creación de líneas de tiempo, las cuales pueden integrar texto, audio, imágenes, gráficos y videos.

¿Has utilizado este tipo de herramientas que permiten realizar contenidos interactivos? Cuéntanos en los comentarios.