¿Cómo usar elementos visuales para crear contenidos más interesantes?

Imagina esta situación: los profesores de tres materias diferentes exponen un día un nuevo tema de cada una de sus áreas, apoyándose en presentaciones de PowerPoint o Google Slides. El profesor A usa diapositivas con fondo blanco y largos bloques de texto en color negro. No hay modificaciones ni alteraciones. El profesor B utiliza una plantilla ofrecida por PowerPoint con un diseño que conoces desde que estabas en el colegio. Los bloques de texto son reducidos y presentan la información más relevante. En toda la presentación, pudiste contar una o dos imágenes pero no entendiste bien su relación con el texto. Finalmente, el profesor C usa diapositivas con un fondo sencillo, pero a lo largo de la presentación hay elementos interesantes utilizados de manera armoniosa, como ilustraciones, fotografías, iconos y cambios en el texto (fuentes tipográficas, tamaño y color). ¿Cuál crees que es la presentación a la que le prestarás más atención y que te ayudará a entender mejor la información? Lo más seguro es que hayas elegido la del profesor C. ¿Por qué crees que es esto?

El contenido visual es clave en la transferencia de información al hacer que lo que se comunica sea atractivo e interesante. Es mucho más fácil recordar la idea general de una imagen que una larga descripción en palabras. Con elementos visuales, el mensaje se transmite más rápido y la comprensión de un texto se hace más simple en caso de que este no sea tan claro por sí solo. Pero hay que tener cuidado: una presentación con contenido visual que no aporta a la información o no establece una relación entendible con ésta puede ser más perjudicial que una presentación compuesta únicamente por texto.

Ten en cuenta estos tips a la hora de elegir elementos visuales:

  • Utiliza fotos, ilustraciones o gráficos que simplifiquen ideas, en lugar de volverlas más abstractas. Usa imágenes con objetos reales, personas, animales o lugares.
  • Procura elegir elementos de buena calidad, que no tengan una baja resolución o que se vean distorsionados.
  • Evita elementos genéricos. Esto puede ser interpretado como una falta de esfuerzo o imaginación.
  • ¡El color también es importante! Pon atención a la relación entre el color del fondo y del texto. Ciertas combinaciones le exigen más esfuerzo a nuestros ojos haciendo que la lectura sea más complicada.

Aquí te compartimos algunas aplicaciones que pueden ayudarte a crear todo tipo de documento o formato en el que quieras compartir información de una forma dinámica y atractiva:

  • ¡No importa que no sepas nada de diseño! Canva es un sitio donde puedes elaborar no sólo diapositivas, sino otros elementos gráficos como hojas de vida, infográficos, tarjetas, entre muchos otros. Este sitio te ofrece herramientas sencillas y cientos de plantillas que puedes modificar a tu gusto dependiendo de tus necesidades.
  • Si quieres encontrar millones de fotografías e ilustraciones gratuitas compartidas por personas alrededor de todo el mundo, te recomendamos Unsplash, Pixabay y Freepik.
  • No te olvides de los iconos. Con ellos puedes expresar ideas de la manera más sencilla y directa. En The Noun Project puedes encontrar millones de iconos que representan prácticamente cualquier concepto que se te ocurra.
  • Si usas Google Slides para tus presentaciones y quieres más opciones además de las que encuentras en el menú de fuentes de manera predeterminada, te recomendamos que accedas al catálogo de Google Fonts. Allí podrás darle un vistazo a todas las fuentes disponibles para las aplicaciones de la G Suite y buscar por categorías, propiedades y popularidad. Cuando encuentres alguna que te guste, simplemente actívala desde el menú de fuentes del documento en el que estás trabajando.
  • En caso de que quieras experimentar con diferentes usos del color, pero no sepas cómo empezar, apóyate en la aplicación Adobe Color. En este sitio puedes armar paletas usando diversas reglas de armonía de color e incluso obtener una paleta partiendo de una imagen de tu presentación.
  • ¿Y si creas tus propias imágenes o gráficos desde cero? Gimp es un software libre, muy similar al reconocido programa Adobe Photoshop con el que puedes editar y retocar fotografías, dibujar y crear gráficos con diversas herramientas. En el sitio web de Gimp también puedes encontrar cientos de tutoriales con los que puedes familiarizarte con todas las opciones que este programa te ofrece.

¿Te animas a hacer de tus presentaciones herramientas que generen interés, sean claras y se vean visualmente agradables? ¡Esperamos que estos consejos te sirvan para lograrlo!

Alejandra Uribe Fernández
Guionista – Ude@ Educación Virtual

Los videojuegos como herramienta para aprender programación

Software, variables, codificación, palabras que para muchos representan una verdadera tortura. En la Universidad de Antioquia hay una gran cantidad de carreras, además de las ingenierías, que incluyen dentro de sus planes de estudio uno o varios cursos de algoritmos y programación. Hablar con la máquina no es una tarea fácil, y mucho menos cuando las herramientas que se usan para esto son complejas, cargadas de texto, con menús llenos de opciones y largos mensajes de error. Parece que todo el conocimiento de la humanidad se centrara en la punta de un alfiler y esta se clavara en nuestro cerebro, provocándonos gran dolor y estrés.

Si bien la tecnología ha avanzado significativamente, pasando de codificar en placas perforadas a hacerlo en un computador personal, en las universidades la enseñanza no ha tenido la misma evolución. Los docentes enseñan programación de la misma forma en que ellos aprendieron, lo que cambia es el lenguaje o el paradigma; sin embargo, todos debemos ver los mismos temas (condicionales, ciclos, arreglos, matrices, etc.), e incluso, muchas veces, los mismos ejercicios.

Existen personas, organizaciones, y empresas que se han cuestionado por el uso de las nuevas tecnologías en el marco de la enseñanza, y es aquí donde nace la alternativa del uso de los videojuegos como herramienta de acercamiento a la programación. No obstante, esta estrategia no es del todo nueva, pues en el 2011, Valve Corporation empezaba a explorar la enseñanza de la física, las matemáticas, y la química usando su motor Source, a través del proyecto “Learn with Portals”.

A continuación, te presentamos dos ejemplos de videojuegos hechos para aprender sobre programación.

  1. Rabbids coding!

Nota: para empezar, es necesario aclarar que este videojuego no pretende enseñarnos un lenguaje concreto de programación (Java, C++, Python), sino acercarnos a la lógica que está detrás de estos y que es común en todos ellos. 

Creado por la empresa Ubisoft, en octubre del 2019, se trata de un personaje, en la mayoría de los casos un conejo, que debe resolver un problema de lógica para avanzar al siguiente nivel. En principio, los problemas son tan sencillos como hacer que el conejo avance o dé la vuelta. Sin embargo, poco a poco se van complejizando hasta llegar al punto donde es necesario sentarse a pensar en la solución.

Esta dinámica de avanzar y agregar complejidad, nos proporciona la experiencia de aprender la lógica de la codificación en una dimensión diferente. También nos enseña estructuras complejas de entender, como los ciclos, y hace especial énfasis en la utilización de estos para mejorar nuestros algoritmos.

Cuando iniciamos un nivel, en la parte izquierda de la pantalla tenemos la zona donde iremos desarrollando nuestro algoritmo. A diferencia de las interfaces tradicionales de texto, en este aplicativo las instrucciones se desarrollan uniendo cajas de forma secuencial. Cada caja representa una instrucción, y el objetivo es crear un conjunto de estas que den solución al problema. Las directrices son variadas, pues podemos tener, por ejemplo, “avanzar hacia adelante”, “recoger objetos”, “voltear a la izquierda”, etc.

La puntuación está basada en estrellas, donde tres representan una solución óptima; y una significa que el problema tuvo solución, pero esta pudo ser mejor. Lo anterior se traduce en un problema común en la programación y es que, si bien no existe algoritmo perfecto, hay soluciones más eficaces que otras, bien sea porque su tiempo de ejecución es más corto o porque tiene menos pasos.

2. Code combat

Este videojuego es un proyecto opensource, con un equipo base de 31 personas y más de 450 contribuyentes, y busca enseñarnos el lenguaje JavaScript y Python, dos de los más usados e importantes en la actualidad. A diferencia del anterior, este funciona a través del navegador. Hasta el momento de esta publicación, cuenta con nueve mundos, los cuales tienen entre 12 y 109 niveles cada uno y que abren la posibilidad de aprender desde sintaxis y variables, hasta técnicas avanzadas de interacción con la máquina.

Cuenta con un personaje, Hero, que a lo largo del juego —y de forma gradual— nos va introduciendo conceptos importantes como son cadenas de texto, métodos, parámetros, ciclos, entre otros. 

Al iniciar un nivel, nos aparece una ventana que indica los temas que vamos a aprender en este.

La metodología es similar a la de Rabbids coding!, pues en la parte derecha de la pantalla tenemos un editor de texto en el que escribiremos nuestro algoritmo. Una vez lo completemos, presionamos “Run” para ejecutarlo y visualizar, en la parte izquierda de la pantalla, a nuestro personaje realizar lo que le indicamos.

Por último, existe una sección en cada escenario donde podemos ver la teoría tras los algoritmos que estamos escribiendo. Lo cual es importante, dado que amplía y da fundamentos teóricos a las acciones que estamos tomando.

A manera de conclusión, es importante reconocer que vivimos en una era digital y, por tanto, debemos perder el miedo a explorar nuevos horizontes. Asimismo, en el ámbito educativo, más áreas del saber están integrando la programación en sus pensum, ya que herramientas como estas podrían ayudar a los estudiantes a aprender sobre algoritmos con mayor facilidad.

Sigifredo Escobar
Desarrollador Front-end de Ude@

Los recursos interactivos para los procesos de enseñanza y aprendizaje

Los contenidos interactivos en la enseñanza y el aprendizaje, facilitan la construcción de los saberes y la apropiación del conocimiento porque permiten integrar diferentes formatos que se adecúan a los estilos de aprendizaje de los estudiantes, dado que pueden incluir y combinar el audio, la imagen, el texto, el video, la animación, entre otros lenguajes multimedia.

Uno de sus grandes beneficios es que ayudan a la apropiación de los conocimientos y a mantener la atención del estudiante, puesto que es este quien decide cómo explorar el contenido y elige los materiales que tiene a su disposición para la comprensión de la información. Además, se adaptan a las necesidades particulares del usuario y a su propio ritmo de aprendizaje.

Dentro de sus mayores ventajas, se encuentran:

  • Tener un mayor flujo de la información porque permite presentarla en diferentes niveles de navegación.
  • Generar un rol activo del estudiante a la hora de explorar los elementos del recurso.
  • Tener una interfaz enriquecida con elementos multimedia que mejoran el nivel de interacción.

Realizar este tipo de recursos es una oportunidad para que, tanto docentes como estudiantes, utilicen las tecnologías a su favor en la educación, ya que gracias a ellas pueden acceder a diversas plataformas y herramientas que permiten crear este tipo de insumos de forma simple y gratuita.

Por tal motivo, queremos compartir dos herramientas muy útiles a la hora de desarrollar estos contenidos. Si las empiezas a utilizar, pronto les podrás sacar provecho para las actividades académicas.

Genially
https://www.genial.ly/es

Es un software en línea que permite crear presentaciones, infografías y otros recursos interactivos; estos pueden contener textos, videos, efectos visuales, sonidos e imágenes que puedes organizar de diversas maneras para integrar los contenidos.

Timegraphics
https://time.graphics/es/

Es una herramienta web intuitiva y fácil de usar, que permite la creación de líneas de tiempo, las cuales pueden integrar texto, audio, imágenes, gráficos y videos.

¿Has utilizado este tipo de herramientas que permiten realizar contenidos interactivos? Cuéntanos en los comentarios.

El podcast: una alternativa a la hora de crear contenidos

¿Sabías que el podcast es uno de los contenidos mediáticos que ha tomado más fuerza en los últimos tiempos? Existen múltiples maneras de decir lo que queremos transmitir, gracias a la variedad de formatos que  tenemos hoy día a nuestra disposición, como el video, el texto escrito, las imágenes y el audio. ¿Qué tan pertinente es este último formato en la actualidad?

El podcast es una publicación digital periódica que hace posible la reproducción de material sonoro a través de los dispositivos electrónicos. Estos formatos pueden incluir voz, música y efectos de sonido. Sus principales funciones son el almacenamiento de audio digital y la reproducción  de sonido.

Además, es un contenido que se adapta perfectamente a los medios educativos, pues este permite abordar a profundidad y de forma clara diferentes temáticas; asimismo, permite informar, entretener y, al mismo tiempo, enseñar. Las personas que acceden a los podcast tienen la oportunidad de suscribirse y descargar los audios en su dispositivo móvil o computador.

Si quieres utilizar esta vía alternativa de creación de contenidos para fortalecer tus procesos de enseñanza y aprendizaje, te compartimos dos herramientas útiles para crear tus propios podcast de forma sencilla:

Audacity
https://www.audacityteam.org/

Es un software gratuito que te permite insertar tus audios grabados y editarlos de forma simple, agregando música y efectos de sonido.

iVoox
https://co.ivoox.com/es/

Es una plataforma que te permite crear tus propios podcast. Tiene una versión gratuita en la que puedes subir los contenidos grabados y poner etiquetas para que sean encontrados en la Web.

¿Conoces otra herramienta para realizar podcast? Déjala en los comentarios.