“Creo que las TIC y la educación virtual son una herramienta poderosa de formación ciudadana”

Me llamo Nathalia Andrea Gómez Grimaldos, soy ingeniera química, magíster y aspirante a doctorado en Biotecnología; tengo formación en pedagogía, diplomados en enseñanza  superior y soy una metróloga apasionada por la calidad de los resultados de laboratorio e  investigación.

En muchas ocasiones, los profesionales nos sentimos cortos para poder aplicar todas  las habilidades que desarrollamos en nuestra formación; sin embargo, con la digitalización de los programas, no  solo siento que logro impactar a muchas personas, sino que, además, aprendo de la experiencia del  diseño y compromiso que requiere virtualizar un programa de formación académica. Vivir el  desarrollo, la evolución de un curso presencial a su digitalización, es tener la experiencia de  transformar los conocimientos en materiales didácticos que le permitan al público objetivo  entender ese conocimiento de manera agradable y eficaz. 

Entiendo las TIC como una herramienta que llegó para revolucionar el mundo e impactar, incluso, a las personas menos favorecidas  económicamente; considero que lo único que falta en nuestra cultura es solidaridad, compasión, ética y amor por el otro y por una sociedad mejor, además de enseñar el manejo o control de las  herramientas virtuales educativas para que sean asequibles para todas las personas, sobre todo para quienes más las necesiten.  

En la actualidad muchísimas personas, especialmente las nuevas generaciones, conocen las herramientas  virtuales, las redes sociales y reconocen sus enormes ventajas y desventajas. Entre ellas, la capacidad formarse académica y profesionalmente a través de la educación mediada por  tecnologías, los entornos y escenarios virtuales, así como su relación con los nuevos conocimientos y  herramientas como la realidad virtual y sus entornos digitales. El uso de las redes sociales y los entornos virtuales no solo es un gran reto con mucho aún por desarrollar, sino un ideal de cómo llegar a más personas; al respecto, mi visión de la educación virtual es más amplia y progresista socialmente, pues la imagino como una formación mediada  por las tecnologías y con realidad virtual que les permita a las personas, en cualquier parte del mundo, formarse en temas específicos especializados con igual o mejor calidad que la educación  presencial.  

En la Universidad de Antioquia, especialmente por parte de Ude@ Educación Virtual, he tenido la oportunidad de formarme, aprender, desaprender y enamorarme del diseño y creación de programas virtuales de  formación académica, con un talento humano muy competente y objetivo en su labor. En Ude@, por  medio de un equipo interdisciplinario de soporte y apoyo en la creación de contenidos y materiales didácticos y digitales de los cursos y programas virtuales, me han ofrecido la gran experiencia de plasmar mis conocimientos en diferentes cursos, por medio de las herramientas tecnológicas de una manera  muy profesional. 

Para mí, ser docente es aprender todos los días, tanto de las situaciones de la vida como de mis  estudiantes. La educación mediada por las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) no solo requiere de un mayor compromiso y  voluntad del estudiante, sino que, además, facilita el acceso de las personas a la educación que, sin temor a equivocarme, es aquello que necesitamos para ser mejores personas y tener mejores costumbres. En consonancia con lo anterior, es necesario mencionar que las personas  educadas tienen mayor criterio y que su ética le da dirección a los comportamientos, tanto positivos como  negativos. 

Las TIC me permiten trasmitir conocimiento y enriquecerlo con experiencias diarias; además las herramientas digitales, dispuestas en los cursos virtuales, han sido útiles para lograr que mis estudiantes accedan, no solo a una orientación en vivo las 24 horas del día, sino también  a herramientas pedagógicas pensadas y diseñadas para que el aprendizaje sea efectivo y didáctico. 

Finalmente, te invito a visitar mi canal de YouTube Ciencias al servicio de la humanidad  

«Creo firmemente en un futuro mejor con seres humanos mejores donde las TIC y las  herramientas virtuales nos ayuden a forjar y formar a esos grandes seres humanos que aún nos hacen falta»

Nathalia Andrea Gómez Grimaldos
Docente de Bioquímica, Biotecnología y Metrología
Universidad de Antioquia

El éxodo docente hacia la virtualidad

¿Cuáles son los principales retos de la virtualidad para los docentes? Andrea Benítez, Dinamizadora académica de Ude@ Educación Virtual y docente, comparte su experiencia con los procesos de enseñanza mediados por las TIC, debido a la pandemia de Covid-19.

Yeimy Andrea Benítez Pérez
Dinamizadora académica

Ude@ Educación Virtual

El fomento a la lectura y los retos de la virtualidad. Entrevista a Sandra Zuluaga Sánchez, directora de la Fundación Ratón de Biblioteca.

Ratón de Biblioteca es una fundación sin ánimo de lucro que, desde hace más de treinta años, trabaja por facilitar el acceso a la lectura de niños y jóvenes de Medellín. La fundación cuenta con un Sistema de Bibliotecas Comunitarias con sedes en cuatro barrios de Medellín, en las cuales se desarrolla una amplia programación que permite llegar a todos los públicos de los barrios, con procesos de promoción de lectura y acciones culturales acordes a cada contexto. Con la contingencia desatada por la covid-19, la fundación se vio obligada a cerrar temporalmente sus bibliotecas físicas y a migrar todo su portafolio de servicios de fomento a la lectura y divulgación literaria a las plataformas virtuales.

Conversamos con Sandra Zuluaga Sánchez —su directora— sobre los retos y los aprendizajes que esta implementación de la virtualidad ha significado para Ratón de Biblioteca.

¿Qué papel jugaba la virtualidad en las estrategias de promoción de lectura y formación  de Ratón de Biblioteca, antes de la situación de salud actual?

Ratón de Biblioteca desde hace tres años se puso como meta fortalecer los procesos virtuales de formación. Desde entonces, buscamos divulgar y sistematizar nuestras experiencias formativas a partir de eventos virtuales. También incursionamos en el diseño de una plataforma de MLS para formar docentes en promoción de lectura y fortalecimos la divulgación de información a través de redes sociales, identificando el público con capacidad de conexión.

¿Qué cambios trajo la migración de los procesos de la fundación a la virtualidad por cuenta de la actual situación?

Desde que la situación de salud pública obligó al cierre de las cuatro bibliotecas y la suspensión de actividades presenciales, en la fundación nos pusimos en la tarea de identificar dos cosas: el nivel de conectividad y las necesidades de los usuarios de cada una de nuestras bibliotecas. Con esta información se han venido diseñando productos para cada tipo de público que permitan continuar con el trabajo de Ratón, en torno a la promoción de la lectura y la literatura. Esta estrategia nos ha permitido ofrecer servicios similares a los presenciales, pero por los medios de acceso que tienen los usuarios en estos momentos; es decir, vía teléfono fijo, WhatsApp e Internet.

¿Qué ventajas les ha ofrecido esa faceta virtual?

La virtualidad nos ha facilitado diseñar nuevos productos como podcast, videotutoriales y eventos virtuales, permitiéndonos así llegar a un público mucho más amplio. Mientras en las bibliotecas teníamos cada mes un conversatorio con un escritor, a la que llegaban máximo 50 asistentes, en estos meses de cuarentena hemos realizado más de quince conversatorios con una conectividad superior a las mil personas.

Igualmente, hemos tenido la oportunidad de ofrecer a los docentes dos cursos virtuales de formación en promoción de lectura que recién habíamos lanzado. Antes de la cuarentena no se tenía la necesidad ni la familiaridad con estos procesos virtuales, por lo que el impacto en número de estudiantes había sido muy bajo. Sin embargo, en este tiempo hemos visto cómo el número de inscripciones a los cursos virtuales ha aumentado considerablemente.

¿Qué problemas ha traído la implementación de las estrategias virtuales ¿Qué se echa en falta de la presencialidad?

Para la Fundación Ratón de Biblioteca la presencialidad es muy importante, pues las sedes se ubican en cada uno de los barrios y son un espacio de proyección, recreación y aprendizaje para las comunidades. Al estar cerradas nuestras bibliotecas, se pierde la interacción de muchas personas que no tienen opciones de disfrutar su tiempo libre en sus hogares. Igualmente, las bibliotecas son centros de conectividad para familias que no poseen el servicio de conexión a Internet, ni dispositivos electrónicos en sus viviendas. En ese sentido, estas personas están quedando un poco por fuera de las estrategias virtuales.

 ¿Qué enseñanzas ha dejado este paso a la virtualidad? 

Esta experiencia en la virtualidad nos ha mostrado la oportunidad para ampliar las audiencias y la posibilidad de aumentar el portafolio de servicios para satisfacer los nuevos consumos culturales. Una vez se normalice la situación y podamos abrir nuevamente nuestras bibliotecas de manera física, esperamos poder seguir fortaleciendo los procesos de formación en promoción de lectura por medios virtuales.

Para conocer mas de Ratón de Biblioteca y sus programas  de formación de lectura, visita su página web: https://www.ratondebiblioteca.org/

Brayan Zapata
Guionista – Ude@ Educación Virtual